Filtros de carbón

En el cultivo de interior el aroma que producen las plantas de marihuana se expulsa al exterior cuando renovamos el aire del armario o de la sala de cultivo. El intenso aroma a cannabis puede ser detectado desde mucha distancia. Para evitar que el olor a marihuana salga a la calle disponemos de los filtros antiolor. Se trata de cilindros de metal rellenos de carbón activado que retienen los terpenos causantes del olor y cuando el aire sale al exterior está filtrado y libre de olores.

Los filtros Can Filter son garantía de calidad. Hay disponibles filtros de plástico, muy ligeros y pensados para armarios de cultivo interior, o filtros metálicos, más pesados pero más duraderos. La línea Can Filter Original tiene una mayor durabilidad al llevar más cantidad de carbón activado. La línea Can Filter Lite llevan menos carbón y son más ligeros y baratos.

Filtros activos